Mascarilla Facial de Rooibos

Ingredientes:

1 taza pequeña de agua (entre 120 y 150 ml)

1 cucharada de hojas de rooibos

3 cucharadas de germen de trigo

1 cucharada de miel

Preparación:

Hervir el agua y dejarla enfriar cinco minutos; después verterla en un recipiente con las hojas de rooibos.

Dejarlo reposar durante cinco minutos y, a continuación, colar y dejar enfriar.

Mientras tanto, mezclar el germen de trigo con la miel; cuando esté bien mezclado, agregar la infusión que acabamos de preparar.

Aplicación:

En primer lugar, limpiar bien la cara y acto seguido extender y repartir bien la masa obtenida, dejando libre la zona de los ojos

Dejar reposar la mascarilla durante 20 minutos.

Transcurrido ese tiempo, limpiar bien la cara con agua templada y enjuagarla finalmente con agua fría.

El mejor momento para aplicarse la mascarilla de rooibos es por la noche, ya que deja la piel elástica y la hace más resistente

ante irritaciones dañinas; es especialmente adecuada para el cuidado de la piel seca o normal.

Los comésticos elaborados en casa no sólo tienen una acción beneficiosa para nuestro cutis,

sino que, además, sabemos exactamente qué contienen.

La elaboración casera de comésticos no resulta difícil; sin embargo, no se conservan durante

tanto tiempo como los productos industriales.

Por otra parte, tampoco contienen aromas ni conservanción agresivos.

 Extraído en el libro TÉ PU ERH Y ROOIBOS.  Editorial OCEANO-AMBAR

 

 

 

 

 


Los más vendidos

Promociones especiales

Novedades

Artículos Recientes