Este risotto con rooibos es fácil y delicioso.
 Se puede servir como acompañamiento de carnes y pescados o de primero con cebolla caramelizada.

Para 4-6 personas:


     1,8 litros de agua a caldo de pollo o verduras
     3 cucharadas soperas de rooibos
     aceite de oliva
     1 cebolla pequeña, pelada y finamente picada
     400 g de arroz
     150 ml de vino blanco
     50 g de mantequilla
     2 puñados de queso parmesano recién rallado

 Calentar el caldo (o agua) en una cacerola grande llevar a ebullición, baje el fuego, añada el rooibos dentro de un filtro  y cocine a fuego lento durante 10 a 15 minutos. Retirar el filtro y mantener el caldo a fuego lento.

 En otra sartén, caliente aceite de oliva y añada la cebolla. Pochar a fuego lento durante unos 10 minutos.
 
 Añadir el arroz y seguir revolviendo por un minuto o dos.
 Agregue el vino blanco y revuelva hasta que el arroz absorba el líquido.. Empezar a añadir cucharones del caldo con rooibos dejando que cada cucharón sea absorbido antes de añadir el siguiente.
 Continuar agregando el caldo hasta que el arroz esté cocido pero ligeramente al dente. Esto tomará alrededor de 30 minutos.
 Separar el risotto del fuego y sazonar con sal y pimienta negra.
 Agregue la mantequilla y el queso parmesano.
 Debe de quedar cremoso, por lo que puede añadir un poco más de queso y mantequilla si es necesario. Sirva inmediatamente con virutas de parmesano por encima.


 


Los más vendidos

Promociones especiales

Novedades

Artículos Recientes