Púes tan fácil como juntar ambas cosas, la granada y la infusión:

Prepara una infusión de tila mejor un poco fuertecita y para añadirle sabor y dulzor al postre endulzar con una cucharadita de miel.  Enfriar.

Mientras puedes ir pelando la granada, la forma más sencilla es cortarla por la mitad y golpear la piel con el reverso de una cuchara sopera hasta que caigan los granos sobre el bol que hayas puesto debajo.

Mezclalo todo y dejar enfriar al menos una hora en el frigorífico.


Los más vendidos

Promociones especiales

Novedades

Artículos Recientes