Bizcocho de frutas con infusión de la sonrisa, esta receta es original de nuestros amigos del blog Cuidémonos.net, podéis ver la original y otras cosas interesantes en su web.

Cuidémonos


Os sorprenderá su toque especial sin llegar a ser cantoso, le da un "no se qué, que que se yo" a este postre. Y la nata le aporta una jugosidad y sabor riquísimo. Si os interesa seguid leyendo:



Ingredientes


  • 350g de harina de trigo refinada (si preferís podéis substituirla por integral)
  • 250g de azúcar (también podéis cambiarlo por azúcar de caña)
  • 200ml de infusión de frutas (nosotros hemos usado la "Infusión de la sonrisa" de Soloinfusiones, podéis encontrar la revisión aquí)
  • 50ml de aceite de girasol
  • 100ml de nata para montar
  • 4 huevos
  • 1 sobre de levadura química


Preparación:
Batimos los huevos con el azúcar unos minutos, añadimos la infusión, el aceite y la nata y volvemos a batir durante al menos 5 min.
Ahora añadimos la parte seca y mezclamos bien para que no queden grumos.

El horno debe de estar precalentado a 230º y cuando metamos el molde lo hacemos en la rendija más baja y bajamos a 210º con calor solo por debajo.
He tardado en tenerlo listo unos 35min. con un molde tipo Bundt de 22cm de diámetro. Pero ya sabéis que cada horno es diferente así que id vigilándolo (sin abrirlo), y cuando lo veáis más o menos hecho pinchad con un palillo o puntilla para comprobar si está bien horneado por dentro.


La clave de este postre es que batáis la mezcla durante el tiempo suficiente, esto hará que quede más esponjoso. También podéis hacer magdalenas con esta masa ya que es practicamente la misma y quedan deliciosas. 

Como veis lo he adornado con azúcar glass y acompañado de

nata y sirope de fresa, pero admite los mismos acompañamientos que cualquier otro bizcocho.

Tenéis una muy buena opción para darle más sabor: hacer un almíbar substituyendo el agua por más cantidad de la infusión que uséis y bañarlo con él, así enfatizaremos su aroma, de la misma manera le irá genial que agreguéis alguna fruta a la masa (yo os sugiero grosellas o moras). 
Por último podéis añadir colorante (preferiblemente natural) para enfatizar su tono rojizo y tendréis una base muy jugosa para una red velvet.


¡Y esto es todo por hoy! espero que os haya gustado mucho la receta que os he traído y que os animéis a hacerla. Y, sobretodo, no os olvidéis de la sonrisa como ingrediente principal ;)

 

 

 


Los más vendidos

Promociones especiales

Novedades

Artículos Recientes