Croquetas de rooibos y zanahoria.

 Necesitamos:

250 gr. de zanahorias (limpias y sin los extremos)
2 cebollas.
150 gr. de harina (yo use integral)
Aceite de oliva
1 litro de rooibos Soloinfusiones.com
Pan rallado

 



 Vamos a empezar preparando 1 litro de rooibos fuertecito, para ello dejaremos el filtro en la tetera durante 15/20 minutos.
 
 Mientras vamos limpiando las zanahorias y cortando los extremos, si tienen la piel muy dura podemos pelarlas.

 Ahora vamos a cocerlas "al dente" en el rooibos, la idea es que si están totalmente cocidas apenas se notarian, así que las dejamos a medio cocer.

 El resto de la preparación es igual a cualquier croqueta pero sustituyendo la leche por el rooibos.

  Pelamos y troceamos la cebolla en trocitos pequeños.

    Ponemos un poco de aceite a calentar y echamos los trozos de cebolla y la zanahoria si ya la tenemos precocida, pero podemos añadirla despúes para ir adelantando. Lo vamos removiendo hasta que la cebolla se transparente.

    Ahora iremos echando la harina poco a poco. Removemos bien para que se mezcle con los ingredientes y añadimos el rooibos de a poco, removiendo para ir eliminando posibles grumos.

 Cuando la masa tenga suficiente consistencia apagamos el

 

fuego.

 Dejamos enfriar la masa tapandola con un paño
    
    Ponemos en una sartén bastante aceite a fuego medio/alto y vamos dando forma a las croquetas y pasandolas por pan rallado, las freímos por tandas hasta que queden doradas.

 
 Luego las dejamos en una bandeja sobre papel absorbente, para que suelten aceite de la fritura.
 Colocar en una fuente o bandeja y listas para servir y comer.

 

 

 


Los más vendidos

Promociones especiales

Novedades

Artículos Recientes